lunes, 4 de junio de 2012

Hermés: Lujo artesano

Cómo no solo de low cost vive la mujer, hoy os queremos hablar de una de las firmas de lujo por antonomasia: Hermés.





Robert Dumas, el abuelo de Guillaume de Seynes (sexta generación de la familia Hermès y actual director de la firma francesa), decía que sus productos «no son caros, sino costosos». Una afirmación que cobra sentido al descubrir que desde que se decide el dibujo de los emblemáticos pañuelos «carrés» hasta que se ponen a la venta pasan dos años; o que una persona dedicada a separar en láminas los distintos colores que conforman el pañuelo finaliza poco más de uno al año. Por eso, al preguntar a los artesanos de Hermès cuántos bolsos, pañuelos o relojes crean a la semana muchos se incomodan: «Lo que prima es la calidad, no la cantidad».


Precisión y meticulosidad son, según de Seynes, las claves del éxito de esta firma de lujo que en 2012 cumple 175 años. Para celebrarlo, han organizado numerosos eventos, entre los que se encuentra el «Festival des mètiers» (Feria de los artesanos) que ha reunido en la Fundación Carlos de Amberes a algunos de los maestros que imprimen su gusto y su alma en las grandes creaciones de la «maison» francesa. Una exposición vibrante en la que se han mostrado las técnicas centenarias y las herramientas y los materiales originales con los que trabajan: punzones y martillos para los bolsos de cuero; microscopios y dedales para la incrustración de diamantes; oro, arena y amoniaco para el grabado de copas de cristal; nylon, látex, madera y muchos clavos para las sillas de montar (no hay que olvidar que los caballos fueron los primeros clientes de Hermès).





Uno de los «stand» que genera mayor expectación, por su vistosidad y complejidad a partes iguales, es el dedicado a la impresión del color en la seda de los pañuelos. Tras seleccionar el dibujo de entre las propuestas que envían diseñadores y free-lance de todo el mundo, se procede al grabado en láminas transparentes para descomponer el diseño en los distintos colores, el máximo son 45 en un mismo pañuelo. Después, se crean cuadros de impresión a través de los que se filtra el color a la seda. «Contamos con una "cocina" muy especial donde elaboramos las recetas de los colores. Tenemos más de 65 mil definidos. Usamos 70% de agua, color en polvo y goma vegetal que viene de Pakistán... y algo más, pero eso es secreto de la casa», bromea Mattieu, que trabaja en el taller de Lyon desde hace 27 años.



Formados en un ambiente familiar

La idea de calidad en Hermès pasa por aprovechar el «savoir-faire» de cada parte del planeta. Los relojes se fabrican en Suiza, la seda la traen de Brasil y la trabajan en Lyon, el cuerno de búfala utilizado para la joyería proviene de Vietnam, el cachemire de sus prendas de vestir se recoge en Mongolia... pero su mayor valor reside en las personas que dan forma a tal riqueza material. «En uno de nuestros talleres en Francia hay trabajadores de hasta 17 nacionalidades y de edades muy diversas. Existen muy pocas manos que estén formadas y sepan trabajar el cuero, por eso nuestros artesanos son de los mejores del mundo», explica Guillaume de Seynes. Si en Hermès se enteran de alguien con una habilidad especial para los trabajos manuales van al país a buscarle. «La formación definitiva se la damos en nuestros talleres y les hacemos sentir especiales y únicos dentro de esta empresa tan familiar».
En la casa francesa tener listas de espera de un año para adquirir el bolso Birkin o el Kelly, dos de sus productos insignia y los más solicitados por las «celebrities» de todo el mundo, no supone una ventaja en su estrategia comercial. «Nuestra forma de crear no es compatible con la producción en masa y eso, quien desea un producto Hermès, lo sabe», asegura de Seynes.


8 comentarios:

  1. Vaya entrada más interesante. La verdad es que las cosas de Hermès son preciosas y tienen un acabado impecable. Pero, pese a toda su publicidad respecto a los empleados, en algú nsitio leí que con el sueldo de uno de ellos, necesitaría todo un año de ahorrar para poder comprar un bolso de la casa.
    Con parecerme preciosos y ser fan acérrima del modelo kelly. No necesito tanta perfección y me basta con un bolso bien hecho a un precio normal y asequible.
    Como anécdota contaré que hace años una prima de mi madre me regaló un hermès de segunda mano. Tenía yo veintipocos años y en mi inconsciencia lo usé a diario durante un año. Al cabo de ese tiempo estaba estropeado con la piel desteñida y los herrajes sin dorado. Conclusión no merece la pena pagar una millonada porque serán muy artesanos, pero duran lo que cualquier bolso bueno y no jutifican la salvajada que cuestan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo, por supuesto, tampoco tengo un Hermés...pero de vez en cuando soñar está bien.
      De todas formas yo soy fan absoluta de los bolsos de piel, un bolso de piel, independientemente de la marca, es una inversión a largo plazo. Mi madre, por ejemplo, tiene bolsos de piel guardados desde hace años que están como nuevos.
      Un beso.
      Mónica

      Eliminar
  2. Es verdad que los bolsos buenos duran mucho si los cuidas bien, pero si los quieres guardar necesitas mucho espacio y si los quieres muy buenos o tienes un presupuesto enorme o sólo puedes tener uno por temporada.
    Y a mí desde luego no me lleva la conciencia pagar por un bolso 6.000€ porque me parece sencillamente inmoral. De un lado no me sobra tanto el dinero, pero además os puedo asegurar que una imitación bien hecha de cualquier guarnicionero de Ubrique por ejemplo, cuesta unos 200 € como mucho y da el mísmisimo buen resultado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curra, por supuesto que yo no me gastaría 6.000 € en un bolso...más que nada porque no me da el presupuesto y tengo dos hijas a las que alimentar, educar y vestir. Pero es lo que yo decía, cualquier bolso de piel, de cualquiera de las tiendas de bolsos de toda la vida, sin ser de una marca de las conocidas o de moda, dan tan buen resultado cómo uno de firma. Es más, en Ubrique se fabrican muchos de los bolsos de grandes firmas (Loewe por ejemplo), y los mismos guarnicioneros, con las mismas pieles, son los que realizan tanto unos como otros.
      Un beso.
      Mónica

      Eliminar
  3. Pues si yo tengo dos bolsos de Ubrique y uno de ellos tiene un montón de años y está perfecto.Y es lo que dice Mónica hay bolsos de piel simplemente en zapaterias locales que son perfectos, yo creo que lo importante es eso que sean de piel.
    ahhh y yo tampoco puedo comprame un bolso de esos precios yo tengo que hacer lo mismo que Mónica pero con tres jeje

    Bss
    Gema

    ResponderEliminar
  4. This pieсe of wrіting іѕ асtually a pleasаnt
    οne it aѕsistѕ new the wеb users, ωho arе ωishіng foг blogging.


    My ѕite ... click the up coming post

    ResponderEliminar
  5. I blοg frequently and I genuinely thank yοu for уour infοrmаtion.
    Yοuг article haѕ rеаlly peaked my
    interеѕt. I'm going to bookmark your site and keep checking for new information about once a week. I subscribed to your RSS feed too.

    Have a look at my web site ... outdoor cushions 24 x 24

    ResponderEliminar

Muchas gracias por comentar.
Mónica